Cambio de estilo

La colección de poemas West Indies Ltd (1934) marcó un punto de inflexión tanto en las técnicas poéticas de Guillén como en su ideología política. Aquí Guillén universalizó su preocupación por el hombre común expandiendo su visión para incluir a todos los pueblos marginados del Caribe. Por ejemplo, el poema, que da título a la colección, enumera una larga lista de males que asolan el Caribe, muchos de los cuales se atribuyen al imperialismo económico estadounidense.

Durante la década de 1930, Guillén trabajó como periodista para el periódico liberal Meiodia y se involucró cada vez más en la política. Se unió al Partido Comunista en 1937, el mismo año en que hizo su primer viaje fuera de Cuba para asistir a un congreso de escritores y artistas en México. En 1937 también viajó a España para asistir al II Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura, donde conoció a escritores como Octavio Paz, Pablo Neruda, Langston Hughes y Ernest Hemingway, entre otros. En 1937 publicó dos libros: Canciones para Soldados y Canciones para Turistas y España:Poema en Cuatro Angustias y Una Esperanza. En estas colecciones, Guillén recurrió cada vez más a temas y motivos más universales y abandonó temporalmente su exploración de la vida afrocubana. Así, en España se le denunció los males del fascismo y poéticamente llamado a los soldados de Cortés y Pizarro para volver y luchar contra los males de la era moderna. Del mismo modo, la canción para los soldados es una acusación conmovedora del militarismo.

En 1947 Guillén publicó The Entire Son, un libro que marcó la integración de sus primeras etapas en una aprehensión universalista del dilema social del hombre. Le siguió La Paloma de las Elegías Populares de Vuelo (1958), una colección de poemas escritos en el exilio de Cuba que se centra directamente en temas sociales de la década de 1950, en la que Guillén trató el material político contemporáneo de una manera explícita y contundente. Típico de su inclinación política son poemas como «Elegía para Emmett Till» y «Little Rock» (ambos enfrentamientos raciales en Estados Unidos), mientras que «Mi apellido» es una búsqueda mitológica de su herencia africana. Publicado en 1964, he representado la culminación para el poeta del proceso revolucionario y he demostrado una sensación de satisfacción. Colecciones posteriores como El Gran Zoológico (1967), La Rueda Dentada (1972) y, en particular, El Diario (1972) muestran que Guillén continuó madurando y fue capaz de producir versos que son irónicos, humorísticos y, sin embargo, siempre fieles a su visión artística que abrazaba la condición del hombre común.

Aparte de la poesía ya mencionada, Guillén escribió cientos de ensayos para periódicos, muchos de los cuales trataban de problemas raciales en Cuba. Una antología de estos artículos fue publicada en 1975 bajo el título Prosa apresurada. En 1953 fue galardonado con el Premio Stalin en Moscú. Después de la revolución cubana en 1959, sirvió en una variedad de misiones diplomáticas y culturales. En 1961 fue nombrado Poeta Nacional de Cuba y se convirtió en presidente de la Unión de Escritores y Artistas Cubanos.

Robert Márquez y David McMurray editaron Man-making Words: Selected Poems de Nicolas Guillén en 1972. Palabras para hacer al hombre fue una colección de las obras del poeta afrocubano que iban desde su temprana poesía política experimental hasta sus descripciones maduras de la vida socio-histórica y cotidiana de su amada Cuba. Ampliando el significado de la poesía de Guillén, Ian Isidore Smart escribió Nicolás Guillén, Poeta Popular del Caribe (1990), retratando el aliento y la riqueza de la capacidad artística del poeta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.