El padre de Larson es blanco y su madre es japonesa-americana. Sus abuelos maternos fueron internados en un campo de internamiento durante la Segunda Guerra Mundial.

«Realmente no sé mucho sobre el tiempo que mis abuelos pasaron en un campo de internamiento, por lo que la experiencia en su vida no es una gran parte de la identidad de mi familia», dijo Larson en 2016 a Discover Nikkei, un sitio web para personas de ascendencia japonesa. «Al crecer, no me sentía diferente de mis amigos o de los otros niños contra los que corría, y nunca me trataron de manera diferente.»

También dijo :» No creo que haya ningún prejuicio o escrutinio hacia otros conductores en NASCAR debido a su origen étnico.»Dijo que la diversidad era importante para todos los deportes.

Su papel en Drive for Diversity

Larson pasó el 2012 en el programa Drive for Diversity, obteniendo oportunidades en circuitos de ligas menores. «El programa me ayudó a conseguir algo de tiempo en la pista y ayudó financieramente a Chip al proporcionarme un lugar para correr», dijo Larson. Obtuvo un viaje a tiempo completo en el circuito principal de NASCAR en 2014, a los 20 años, y ganó el premio novato del año.

«He oído hablar de Kyle durante años, y estoy impresionado por este chico», dijo la estrella de NASCAR Jeff Gordon en 2013. «Me hace parecer nada.»

Larson ganó por primera vez en el circuito de Michigan en 2016, y ganó cuatro veces más en 2017. Ahora tiene seis victorias y cuatro finales de temporada entre los 10 mejores, incluido un sexto mejor de su carrera en 2019.

Más allá de NASCAR, ha hablado de darle una oportunidad a las 500 Millas de Indianápolis. Compitió en las 24 Horas de Daytona, y fue parte del equipo ganador en 2015. También ha seguido compitiendo con autos enanos, y en enero finalmente ganó el Chili Bowl, una carrera en Tulsa que no había podido ganar 12 veces antes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.